Muchas son las horas que hemos pasado confinados en casa y eso, obviamente, ha desembocado en que nos hayamos visto con la imperiosa necesidad de querer mover mobiliario. Todos hemos tenido la idea de cambiar algún mueble porque el que teníamos ya no nos terminaba de gustar en esa ubicación, o, al reorganizar aquel cajón de calcetines, hemos pensado en ese buen separador que un día vimos en Ikea.

Pues bien, esto también me ha pasado a mí. He movido unas 20 veces las cosas de sitio tratando de buscar la ubicación perfecta para la que todo se viese más recogido. Pero claro, necesitaba algunas cosas de Ikea, fiel compañero de todos aquellos que nos disponemos de amueblar nuestra casa.

Descubriendo su web

Mi grata, en un principio, sorpresa vino cuando hice una búsqueda rápida en la web de Ikea y vi que habían lanzado una oferta de envio para accesorios a un precio de 4€ y para muebles desde 19€ y obviamente armé mi lista de la compra. La realidad es que nunca había comprado a través de la web de Ikea. Siempre había mirado los muebles o accesorios que quería y me había creado mis listas, pero a la hora de comprar siempre optaba por ir a una de sus tiendas físicas.

Tras poner todos los productos que andaba buscando en mí cesta de la compra, procedí a formalizar el pedido. Por si te animas a comprar en esta tienda verás que ofrecen la posibilidad de o bien mandarlos los productos al domicilio que queramos o bien recogerlos en la tienda Ikea u oficina de Correos que seleccionemos. En mi caso, opté por recibirlo en mi domicilio, no sólo porque el precio era exactamente el mismo recibiéndolo en una tienda Ikea, sino porque el tiempo de despacho del pedido era también el mismo. Ambas cosas me sorprendieron, pensé que tratándose de una recogida en tienda sería más rápido y sin coste alguno.

Envío Ikea

Las peores sorpresas

Y aquí comenzaron a llegar mis otras, ya no gratas, sorpresas. Una vez introducido mi código postal, la primera fecha de entrega que tenían disponible era 3 semanas más tarde. No le di mayor importancia, ya que nos encontrábamos en plena Fase 0 en Madrid y eran totalmente comprensibles esos tiempos. Sin embargo, las semanas comenzaron a pasar y la fecha de entrega se iba acercando, pero el estado del pedido no se movía. El paquete aparecía como “pedido creado” y de ahí no se movía, ni siquiera el mismo día que tenía que haberlo recibido en casa. Se ve que la situación les ha debido de desbordar y aún continúan con tiempos de entrega bastante grandes (así hasta lo denuncian algunos medios de comunicación grandes).

Estado pedido Ikea

Posteriormente tendremos que introducir nuestros datos y los del domicilio dónde vamos a querer recibir el paquete. Además, deberemos seleccionar la forma de pago que queramos, ya sea a través de Tarjeta de Crédito o Paypal.

Tras varios días después de la fecha fijada de entrega de mi compra, recibí el típico aviso de SEUR de que mi pedido iba a ser entregado. Y así fue, 5 días después de la fecha que fijé en la web, recibí el encargo en mi domicilio. Eso si, todo perfectamente empaquetado y sin ningún problema con los productos que había en el interior.

Unboxing

Centrándonos en el unboxing del pedido, todos los productos vienen perfectamente empaquetados en una caja de cartón y protegidos con papel para que entre ellos nos se golpeasen y estropeasen, previo a la llegada. Eso sí, el espacio viene super bien optimizado y los productos vienen empaquetados unos encima de los otros. Ikea rules.

Caja cerrada Ikea

En cuanto a las devoluciones se refiere, hay que tener en cuenta que si queremos que vengan a recogernos el pedido a casa tendremos que abonar 5€ en el caso de que recibiésemos el envío por paquetería y 39€ para el resto de envíos, por lo que aquí recomiendo acercarnos a la tienda más cercana y realizar la devolución nosotros mismos.

No nos vamos a engañar, aún con los tiempos tan amplios de envío, varias han sido las veces que he adquirido en Ikea. En mi caso, desplazarme en coche hasta la tienda Ikea más cercana implica un gasto mayor, ya sea en transporte público o en gasolina, que los 4€ de gastos de envío que ellos piden. También la experiencia de compra es bastante distinta, no es lo mismo comprar a través de la web que en la tienda física, donde siempre picaremos con algo mas. Así que esto depende un poco de cada uno y de lo que vaya buscando 😛